Desde hace ya varios años, la Fundación Budista Camino del Diamante, en colaboración con algunos de sus centros locales, ha estado organizando una exposición abierta al público donde se pueden contemplar estatuas, pinturas y otra serie de objetos tradicionales del Budismo Tibetano.

La primera vez que esta colección vio la luz fue en el año 2001, y desde entonces ya ha habido exposiciones en EEUU, Alemania, España, Finlandia, Lituania, República Checa y Hungría. En el año 2008 incluso fue expuesta en el Parlamento Europeo en Bruselas, en honor al Año Europeo del Diálogo Intercultural.

A lo largo de la primavera de 2012 esta exposición viajó a Lambeth, siendo la primera gran exposición de la Fundación Camino del Diamante en Londres y Reino Unido. Su intención fue la de ligar los tesoros del Budismo tibetano al arte moderno y los artistas locales, por ello las obras de estos últimos fueron expuestas junto a piezas de importancia cedidas por el British Council.

Un programa complementario de charlas, proyecciones de películas y visitas guiadas a la exposición también brindó la oportunidad de conocer las obras de arte y su significado en el Budismo.

Esta excepcional exposición viajó también a Innsbruck, donde fue visitada por más de 6.000 personas. La exposición tuvo lugar en el famoso Kaiserlichen Hofburg (el Palacio Imperial) bajo el título “Espacio y Gozo – Budas en los Alpes”, refiriéndose con este título a dos aspectos inherentes de la mente, tal y como es entendido en el Budismo.

La visita a las más de 185 estatuas, thankas (pinturas tradicionales) y objetos Budistas fue acompañada de un extenso programa de actividades, como visitas guiadas, conferencias e incluso la visita de Lama Ole Nydahl.

Una excelente exposición para visitar que reúne objetos de Tíbet, Nepal y la región que rodea el Himalaya, y proporciona a todo aquel que la visita una perspectiva fascinante de la historia y la cultura de la zona.