Sep 27, 2011 - Hamburg, Germany

Declaración de Shamar Rinpoche, sustentador del Linaje Karma Kagyu, respecto a la actividad de Lama Ole Nydahl en Occidente durante los pasados 40 años.

Cuando Lama Ole y Hannah se convirtieron en discípulos de Su Santidad el 16ª Karmapa en 1969 en Nepal yo tenía 18 años.

Ellos se ofrecieron inmediatamente para organizar y ayudar con toda la gente en las iniciaciones que Su Santidad dió. Desde entonces, solían ver a Karmapa todos los días. Cuando los visitantes venían ellos esperaban fuera y en el momento en que había tiempo libre eran de nuevo recibidos en la habitación de Karmapa. Dondequiera que Karmapa enseñase y diese iniciaciones, él trataba a Hannah y Ole de una manera especial, colocándoles en la primera fila y llamándoles “mis dos hippies”.

En su camino a Rumtek por primera vez, Hannah y Ole decidieron tomar un atajo y caminaron sobre las colinas, ya que no había transporte público ese día. Se perdieron en los campos de arroz y se volvió difícil salir de nuevo. Un cuervo apareció, siempre volando y tomando tierra por delante de ellos y de este modo les guió a través de los campos hasta que vieron el monasterio. Fue un recorrido de muchas horas pero llegaron antes de la noche.

Desde entonces, cada día, Karmapa les enseñaba el Dharma y pedía a Tenga Rinpoche que le asistiera en esa tarea. Incluso aunque yo era muy joven, también les di tanto instrucciones como explicaciones sobre El precioso ornamento de la Liberación de Gampopa. Karmapa les pidió hacer las Cuatro prácticas preliminares y más tarde el Guru Yoga en cuatro etapas del 8º Karmapa.

En aquella época era muy difícil renovar los visados para Sikkim, así que Karmapa envió a Lama Ole y Hannah a estudiar con Kalu Rinpoche a Sonada para aprovechar bien el tiempo.
En total, pasaron tres años en los Himalayas recibiendo enseñanzas, instrucciones para la meditación y practicando durante todo ese tiempo.

En 1972 Karmapa les dijo que volviesen a Occidente y que presentasen allí el budismo a la gente. Recuerdo que Lama Ole preguntó a Karmapa si podía realmente enseñar ya que él no era un monje y no hizo deseos para serlo. Karmapa confirmó que Lama Ole debía enseñar el Dharma como laico, siendo por tanto un Genyun Bodhisattva, y los envió a casa con una carta de recomendación para la Reina de Dinamarca, Margaret II.

De vuelta en Dinamarca, Hannah y Lama Ole usaron su herencia para adquirir una casa que ellos donaron a una recién formada Fundación Karma Kagyu y así comenzó el primer centro budista en Copenhague. Fue en ese momento en que Su Santidad el Dalai Lama visitó Europa por primera vez. Su Santidad inauguró el centro, lo cual fue una ocasión extraordinaria.

De acuerdo con el deseo de Karmapa, Lama Ole comenzó a fundar centros Karma Kagyu en el mundo occidental. En 1991 había ya 94 centros, que él ofreció al Karmapa Charitable Trust en Sikkim, una entidad establecida por el 16º Karmapa para gestionar los activos Karma Kagyu. Poco después de eso, cuando apareció la controversia sobre el título de Karmapa, Lama Ole tuvo que salvaguardar los centros de posibles reclamaciones de los que apoyaban al Karmapa aprobado por los chinos, Urgyen Trinley. En consecuencia, Lama Ole creó la organización Camino del Diamante en Occidente.

Hasta hoy, Lama Ole es un maestro genuino, transmitiendo las enseñanzas exactamente como él mismo las recibió del difunto 16º Karmapa, Kalu Rinpoche, Tenga Rinpoche y de mí mismo. Yo fui testigo de que él incluso recuerda a la gente durante la cola de bendición en las iniciaciones no poner imágenes de aspectos búdicos desprotegidas en sus bolsillos traseros.

Hoy Lama Ole sigue los consejos del 17º Gyalwa Karmapa Thaye Dorje de, por ejemplo no comer carne en luna llena.

De muchos modos, Lama Ole motiva a sus estudiantes con su propio ejemplo. Por ejemplo últimamente les animaba a ser más moderados bebiendo alcohol, y por esa razón él mismo dejó de beber.

He observado que Lama Ole ha estado criticando el islamismo radical ya desde los 70 y principios de los 80. Aunque él ha estado expresando su opinión públicamente, no ha organizado ninguna actividad política o antirreligiosa sino que en lugar de ello a menudo nos ha pedido que hagamos oraciones y deseos. Después de demasiados asesinatos innecesarios, hoy en día el mundo entiende porqué. En general no se debe discriminar, de todas formas si hay un peligro de una religión radical o ideología política uno debería alertar contra ello con buen corazón. Desde una perspectiva budista si alguien ve peligro, está puramente motivado y lo señala voluntariamente, no es una conducta incorrecta.

Uno puede buscar siempre la culpa dentro de la existencia humana y hay muchos ejemplos en el mundo espiritual. En el caso de Lama Ole, de cualquier modo, no veo un abuso de la posición de maestro. Los centros budistas Camino del Diamante están libres de cualquier escándalo o enseñanzas inventadas.

Quiero expresar mi aprecio por el largo trabajo de cuarenta años de Lama Ole para transmitir las enseñanzas de Buda a Occidente para el beneficio de todos los seres. Hago deseos para que la actividad de Lama Ole continúe creciendo.

Vuestro, Shamar Rinpoche

Traducción y Revisión: ET BCDD

Documento orginal