100 centros Budistas de la tradición Kama Kagyu se dan cita en el día de puertas abiertas celebrado en el Europe Center. 25 de octubre 2013

El tiempo nos acompañó el primer domingo de Octubre – si no fuera por los bellos colores del otoño, sería como estar en verano otra vez. Eso ayudó a que se acercaran muchos ciudadanos de Immenstadt a probar el pastel y el café en el «Gut Hochreute»- que es el nombre original de los edificios del EC – reconocido por muchos como una referencia histórica y arquitectónica.

Budistas de 100 centros de la tradición Karma Kagyu de Alemania acudieron al día de puertas abiertas que tuvo lugar en el Europe Center, permitiendo que tanto visitantes como miembros del centro disfrutaran de un día de convivencia e intercambio de opiniones que hizo enriquecer aún más el desarrollo de los centros.

Las amplias vistas hacia el lago fueron acompañadas por exquisitos pasteles y panecillos caseros que pudieron degustar desde la terraza del Baucafé. Aunque el EC está abierto al público todos los jueves a las 7 de la tarde, para que puedan asistir a sus explicaciones y meditaciones en alemán, eventos como el de este día ha permitido que budistas de todos los centros se conozcan e intercambien impresiones, enriqueciendo y favoreciendo el desarrollo del Budismo en Alemania.

Los visitantes tenían mucho por hacer – por ejemplo, uno podía aprender cómo se desmanteló cuidadosamente el techo del granero, un monumento protegido.
Todas las vigas de madera fueron numeradas y en este momento están siendo restauradas de manera profesional. Luego volverán a ponerse en su lugar de origen. Al pasar la puerta los visitantes pudieron ver palés llenos de ladrillos rojos, almacenados allí momentáneamente para limpiar el yeso viejo, que serán utilizados para la reconstrucción del granero. La planta superior del granero está siendo transformada en una sala de meditación. La cocina y el comedor estarán en la planta baja por debajo de esta sala. Se prevé terminar el edificio en el otoño de 2014. El nuevo edificio detrás del granero debería estar terminado a finales de 2015.

Los que no tenían ganas de dar un paseo por los jardines del EC pudieron dar una vuelta por el monumento Art Nouveau, con sus tapices de seda antiguos, hermosos candelabros y cubiertas de madera. Otros se unieron a dos conferencias de introducción al Budismo y probaron una corta meditación guiada para averiguar lo que realmente se siente en una meditación.

No sólo en el stand de información en el patio, sino que por todas partes, fuimos testigos de muchas conversaciones animadas entre los visitantes y los miembros del centro. ¡Un día verdaderamente agradable y soleado para llegar a conocernos unos a otros!